La era del Láser

La búsqueda de la belleza física y el retraso de los signos visibles del envejecimiento son tema del diario vivir. El fotoenvejecimiento se produce por los efectos acumulativos de la exposición durante toda una vida a la radiación ultravioleta ambiental. Se manifiesta por cambios en la piel, que incluye arrugas superficiales, profundas, laxitud cutánea y una textura rugosa, apergaminada o áspera de la superficie cutánea.

Cuando existe fotoenvejecimiento grave, se puede observar un adelgazamiento de la piel, sequedad, rugosidad y despigmentación.Diclofenac Las lesiones pueden ser más evidentes en las regiones periorbitarias, perioral, nasolabial y glabelar, explica el dermatólogo Kléber Ollague.

La renovación cutánea por láser de CO2 se utiliza para mejorar con éxito las lesiones provocadas por el sol. Puede disminuir eficazmente pigmentaciones faciales desiguales, irregularidades superficiales y líneas finas y profundas.

Con un tratamiento rápido, en una sola sesión, se mejora el tono, la textura y la capacidad para tensarse.

En casos de lesiones más graves en la piel, estas pueden suavizarse o mejorar notablemente, pero se necesita de más sesiones. Tal el caso de cicatrices de acné o varicela, fotodaño severo, entre otras.

También se tratan verrugas y queratosis seborreicas.

“Lo más importante es que la piel luego de tratarse parece más joven y firme. Además, con la modelación del colágeno la piel continuará mejorando hasta seis meses después del tratamiento”, explica el doctor.

Unidad Dermatológica Ollague. Dr. Kléber Ollague, dermatólogo láser. 268-1388, 268-1357, 268-2475.

  • Share/Bookmark

Acerca del autor